Por Ecoticias, 29 de mayo de 2017

Combina un centro de reciclaje municipal tradicional con un espacio comercial, para que la gente pueda dejar cosas que ya no necesitan y elegir algo que necesite (nuevo, reciclado o reparado).

Es el primer centro comercial de su tipo en el mundo

Economía Circular aplicada

El personal del almacén de reciclaje recibe y clasifica las mercancías entrantes al momento de dejarlas, dejando a un lado las que pueden ser reparadas o restauradas.

Luego, éstas son trasladadas a diversos talleres para ser renovadas y más tarde, vendidas, en una de las catorce tiendas del centro comercial.

Lo que no puede ser reutilizado se envía a centros de reciclaje específicos, según la naturaleza de sus elementos constitutivos.

Hay puntos de venta especializados en muebles, ordenadores, móviles, electrodomésticos, equipos de audio, ropa, juguetes, bicicletas, herramientas de jardinería y materiales de construcción.

Todo lo que se vende en estas tiendas es de segunda mano.

El centro ofrece un servicio de cafetería y tiene un restaurante de comidas de origen orgánico, una zona de exposiciones, instalaciones para conferencias y un centro de formación para aprender más acerca del reciclaje y de la Economía Circular.

También cuentan con su propio espacio para realizar compostaje.

El compost se fabrica a partir de reciclar los restos de comida del restaurante y la cafetería y los transforma en abono, que se emplea para sus propias plantas o para vender.

El ReTuna Återbruksgalleria se encuentra en la ciudad de Eskilstuna, de ahí su nombre:

“Tuna”, y está gestionado por la municipalidad, en colaboración con diversos expertos en reciclaje y reutilización.

El gobierno local entiende que esta es la mejor forma de convertir los desperdicios en fuente de empleos verdes, al tiempo que concientiza a los ciudadanos y les ahorra dinero.

Empleos verdes y ahorro

Se crearon 50 nuevos puestos de trabajo para especialistas en reparación, reciclaje y venta al por menor.

El centro mismo es operado por el municipio, pero las tiendas son propiedad de empresas privadas, organizaciones sociales y artesanos locales.

Esta novedosa forma de tratar las mercancías usadas logra que las mismas o sus materiales, dejen de ser simplemente desechos y vuelvan a ponerse en circulación, una vez reparadas o recicladas, ahorrando energía, daños al Medio Ambiente y dinero.

El Centro Comercial ReTuna Återbruksgalleria es una demostración de las enormes posibilidades que tiene la Economía Circular, una forma muy práctica de desbloquear el valor de lo que generalmente se desecha y un proyecto que debería ser el ejemplo a seguir a nivel mundial.

FuenteEcoticias
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.