El té kombucha es una bebida fermentada y efervescente llena de probióticos y aminoácidos saludables que ha ganado mucha popularidad en los últimos años debido a sus beneficios para la salud. Los productos fermentados como la kombucha, la chucrut (col fermentada), o incluso el pulque (bebida fermentada mexicana elaborada a partir del néctar del agave) son una excelente fuente de probióticos y bacterias amigas que nos ayudan a optimizar nuestra salud intestinal, refuerzan el sistema inmunológico, mejoran el sistema digestivo y desintoxican el cuerpo.

¿Quieres aprender cómo hacer kombucha? Continúa leyendo y aprenderás paso a paso cómo elaborarlo en casa de una forma sencilla.

Proceso de elaboración del té Kombucha

Ingredientes y utensilios que vas a necesitar

Para poder hacer kombucha en casa, lo más importante que necesitas es el “hongo del kombucha”, una colonia simbiótica de bacterias y levaduras llamadas SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast). Puedes conseguirlo en tiendas de salud natural y herbolaria, a través de alguien que ya esté elaborando kombucha y tenga hongos extra, comprarlo en tiendas online, o conseguirlo a partir de una botella de kombucha comercial.

scoby kombucha

Además, necesitarás:

  • Agua filtrada
  • negro, verde o oolong orgánico (puedes usar té de bolsitas o cucharaditas de té de hojas sueltas)
  • Azúcar moreno orgánico
  • Cultivo iniciador (porción del té fermentado anterior) o en su defecto vinagre blanco destilado o vinagre de sidra de manzana pasteurizado.
  • Recipiente grande de vidrio
  • Lienzo fino

Dependiendo de la cantidad de kombucha que quieras hacer, usa esta tabla para determinar las porciones de cada ingrediente.

Agua Cultivo iniciador Té (bolsitas / cucharaditas)  Azúcar
750 ml ½ taza 2 ¼ taza
1.5 litros (7 tazas) 1 taza 4 ½ taza
3 litros (14 tazas) 2 tazas 8 1 taza

 

Recuerda que el proceso no es complejo, pero sí es importante que te asegures que los ingredientes, materiales y tus manos están limpios. Si ya estás elaborando otros fermentos en tu cocina, asegúrate que los recipientes están separados.

Pasos para la elaboración del té kombucha

1) Hervir el agua filtrada.

2) Seguidamente, añadir las bolsitas de té o cucharaditas de hojas sueltas, de preferencia té orgánico para evitar que se haya tratado con pesticidas. Es importante evitar tés como el earl grey, el chai y el ceylan con sabores ya que contienen aceites o están ahumados. Estos aceites deterioran el SCOBY y también pueden volverse rancios durante el proceso de fermentación.

3) Tapar el té y dejar reposar durante 20 minutos.

4) Quitar las bolsas de té y añadir el azúcar. No debes utilizar edulcorantes artificiales, ni tampoco naturales como stevia, jarabe de maíz, jarabe de arce, jarabe de arroz, agave, melaza o miel ya que pueden dañar el SCOBY.

5) Dejar enfriar el agua (temperaturas por encima de los 30 grados C / 86 grados F matarán al SCOBY) y transferir en el recipiente de vidrio. Nunca debes utilizar un recipiente con partes metálicas ni de cerámica. Es importante que el recipiente esté limpio, lo puedes limpiar con vinagre diluido en agua caliente.

6) A continuación, agregar un vaso de cultivo iniciador. También puedes añadir vinagre, siempre y cuando no sea balsámico, e introduce el SCOBY.

7) Cubrir el recipiente con el lienzo y fijar con una goma elástica. Guardarlo en un lugar fresco donde no le de la luz del sol. La temperatura ambiente no debería superar los 26 grados C (80 grados F), ni estar por debajo de 21 grados C (70 grados F).

Es importante mantener el recipiente del kombucha alejado de otras fermentaciones que estés haciendo en tu cocina.

8) Dejar fermentar por 7-12 días aproximadamente. El tiempo de fermentación dependerá de la temperatura ambiente, a más calor más rápido el proceso de fermentación. Aunque las temperaturas extremas pueden comprometer el sabor final del kombucha.

Verás que se acaba formando un nuevo SCOBY en la superficie del recipiente. A veces está pegado al original.

Prueba el té frecuentemente para asegurarte que está en el punto justo de fermentación y efervescencia y no tiene un sabor demasiado avinagrado. Ten en cuenta que nunca debes meter una cuchara de metal dentro de la kombucha, utiliza plástico o madera.

kombucha fermentation

*Opcional. Aunque no es necesario, puedes realizar una segunda fermentación añadiendo especies o hierbas para darle más sabor y más efervescencia. En este caso las botellas se tapan herméticamente pero se dejan fuera durante 2-4 días más.

Según la fruta que le agregues, puede ser que se forme mucho gas así que va bien destapar la botella un poco cada 36 horas para dejar escapar algo de gas y así evitar que la botella explote. Cuando las botellas se meten en la nevera se acaba el proceso de fermentación.

9) Finalmente, si no quieres que pase por una segunda fermentación, envasa la kombucha en botellas de vidrio limpias con tapa y conserva en la nevera para frenar el proceso de fermentación.

¡Recuerda guardar el 10% del líquido para iniciar futuros lotes de kombucha!

kombucha bottle

10) Empieza con un nuevo lote de kombucha. El SCOBY hijo que obtendremos cada vez que elaboremos té kombucha, nos permite iniciar un segundo lote o compartirlo con otras personas para que empiecen el proceso para elaborar su propio kombucha.

A partir de este momento, si escalonas tus lotes, puedes tener un flujo constante de este “té de la inmortalidad”. Sin embargo, ten en cuenta que el kombucha es un desintoxicante para el cuerpo así no es aconsejable abusar.

Enhorabuena, ¡ya fermentaste tu primer lote de kombucha! Ya tienes una receta sencilla y saludable para remplazar las bebidas gasificadas y llenas de azúcar, aditivos y colorantes.

Y tú, ¿cómo preparas tu kombucha? ¿Cuáles son tus combinaciones de sabores preferidos para la segunda fermentación? Manzana y canela, fresa, jengibre, jamaica, lavanda…¡Compártenos tus recetas!

COMPARTIR
Meritxell Solé es Coordinadora de Ecoturismo en Vía Orgánica, San Miguel de Allende, México. Organiza y coordina recorridos guiados, actividades educativas y talleres en el rancho ecológico de Vía Orgánica para escuelas, universidades, particulares, campesinos y organizaciones con el objetivo de fomentar la alimentación y hábitos saludables, la producción orgánica y regenerativa de alimentos y el empoderamiento de las comunidades rurales.