La alfalfa (Medicago sativa) es una leguminosa originaria de Persia. Desde hace cientos de años, la alfalfa ha sido utilizada para alimentar a los animales. Actualmente también se utiliza como cultivo de cobertura y para consumo humano en forma de jugos, agua o germinados. La alfalfa cuenta con diversas vitaminas y minerales, incluyendo vitamina A, B, C, E y K y minerales como calcio, potasio, fósforo, zinc y hierro. Conoce cómo cultivar esta leguminosa en casa, sus cuidados, usos y algunas recetas fáciles.

Características

Cultivo de alfalfa
Cultivo de alfalfa

La alfalfa es una planta herbácea de la familia de las leguminosas. Esta es una planta perene que vive entre cinco y diez años. Puede llegar a medir hasta 60cm de altura. Los tallos son delgados que crecen de la base o los primeros centímetros de la planta. Cada planta genera una gran cantidad de tallos. Las hojas de la alfalfa son ovaladas y pequeñas y están en grupos. Las flores son pequeñas de una coloración morada o violeta, brotan al final del tallo. El fruto o vaina es muy pequeña, las semillas son muy pequeñas ovaladas y de color café claro. Sus raíces tienen la capacidad de penetrar el suelo hasta casi cinco metros. Por esta razón y sus propias características, es resistente a sequías.

Cultivo

Semillas de alfalfa. Por Herbco
Semillas de alfalfa. Por Herbco

La alfalfa es un cultivo que puede ser sembrado todo el año, aunque se recomienda sembrarlo entre octubre y febrero. Así no habrá tantas malezas. Es importante conseguir semilla de alfalfa orgánica. La alfalfa necesita espacio para poder crecer bien, siendo que es un cultivo que estará por varios años y que sus raíces son profundas, lo más recomendable es sembrarlo en camas de cultivo y pueden estar en pleno sol. Si no es posible, podemos utilizar una caja de plástico o madera con una profundidad mínima de 40cm que tenga buen drenaje. El tipo de suelo no importa mucho, sólo considerar que no se estanque el agua.

Siembra de alfalfa al voleo. Por Viveros Puente Retamar
Siembra de alfalfa al voleo. Por Viveros Puente Retamar

Utilice un bieldo para aflojar el suelo y agregue una capa de composta. La siembra de alfalfa es directa y se puede realizar “al voleo” o en surcos. El método de siembra al boleo consta de esparcir las semillas uniformemente por la superficie sin ser tan específicos usando surcos. Después de sembrar, cubra con un poco de suelo o composta para tapar las semillas y evitar que los pájaros las puedan comer. Para la siembra en surcos, deje un espacio de 12cm entre líneas y unos 8-12cm entre semillas y cúbralas, a una profundidad de 0.5cm. Riegue con cuidado después de sembrar, puede cubrir con periódico para mantener la humedad y evitar que los animales las coman. Después puede quitar el excedente de plántulas.  Las plántulas comenzarán a germinar después de 5 ó 7 días después de la siembra.

Después de que se establece la alfalfa, el cultivo es muy resistente y no necesita muchos cuidados. Los principales factores para su crecimiento son agua y sol, es relativamente tolerante a la sequía. Quite las malezas que puedan crecer. Si observa que se forma una costra en el suelo, utilice un cultivador para romperla y cuide de no lastimar las raíces.

Plagas y enfermedades

Coquillo de la alfalfa. Por Vivencias de ayer y hoy
Larvas en planta de alfalfa. Por Vivencias de ayer y hoy
  • Larvas también conocidas como orugas. Fase juvenil de los insectos que realizan metamorfosis. Durante esta etapa, su anatomía y fisiología es diferente a la del adulto. Las larvas se comen las hojas y tallos de nuestras plantas, si la plaga crece, podemos llegar a perder todas nuestras plantas. Estas se encuentran debajo de las hojas y en los tallos. La manera más rápida y eficiente de controlarlas es quitándolas con la mano.
  • Pulgón se alimentan de la savia de la planta y pueden causar enfermedades. Si no se controla este problema, podemos llegar a perder nuestras plantas. Para su control, rocía  agua y jabón biodegradable (elimina el exceso de las hojas ya que puede afectarlas) o también alguna solución que contenga extracto de neem. Es importante considerar a los depredadores naturales de los pulgones como las catarinas que son atraídas por flores y se hospedan en algunas plantas de nuestro jardín.
  • Gorgojo o picudo, es un insecto muy pequeño que se alimenta de las semillas de muchas plantas. Su color puede ser negro, marrón o grisáceo. La manera más fácil de eliminarlo es guardando nuestras semillas en un frasco de vidrio, asegurándonos que no tengan el insecto. Sino, podemos guardar las semillas en el congelador por varios días para eliminarlos. Las semillas, tanto para consumo o siembra, no se verán afectadas por las bajas temperaturas del congelador.
  • Chinche de la alfalfa es un insecto color verde que se alimenta de los puntos de crecimiento, causa la caída de las flores y reduce la producción de semilla.
  • Mosca de la alfalfa, la larva de esta mosca se alimentan de las flores y las secan.
  • Peca de la alfalfa, esta enfermedad es muy común en la época de lluvias. Podemos identificarla con pequeñas manchas color café claro en las hojas de la base de la planta. Si el problema es severo pueden caer las hojas de la planta.
  • Pudrición esta enfermedad es causada por exceso de agua y mal drenaje. Podemos evitarlo al regar menos nuestras plantas o mejorando el drenaje.

Cosecha

Cosecha de alfalfa. Por Infoagro
Cosecha de alfalfa. Por Infoagro

La cosecha de la alfalfa se puede hacer aproximadamente 3 meses después de la siembra. Es importante saber que la cosecha puede ser escalonada, por lo que podemos cortar poco a poco. Para cortarla podemos utilizar unas tijeras o cuchillo, tomamos un manojo con las manos y cortamos los tallos dejando los primeros 5cm de la planta para que pueda volver a crecer. Solo corta lo que necesites para que puedas tener alfalfa fresca todo el año. Si te sobraron algunos tallos de alfalfa puedes colocarlos en un vaso con agua fresca para que duren varios días.  En México la alfalfa es utilizada para preparar jugo verde o como germinados para una gran diversidad de sopas, ensaladas y platos principales.  Más adelante explicaré como realizar germinados de alfalfa.

Si tienes una gran cantidad de alfalfa para consumo y cultivo de cobertura, puedes cortarla y dejar los primeros 5cm para que siga creciendo. Agrega la alfalfa a tu composta, intégrala a tu suelo e incorpórala o colócala como mulch en tus plantas.

Curiosidades de las leguminosas

Rizobio en la raíz de una leguminosa
Rizobio en la raíz de una leguminosa

Las leguminosas han tenido un mayor impacto en los últimos años por su valor nutricional y su ayuda en la regeneración del suelo. Todas las plantas necesitan nutrientes del suelo para crecer, principalmente Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K).

Las leguminosas son importantes para la agricultura regenerativa, ya que ayudan a fijar nitrógeno en el suelo. Así, pueden generar su propio alimento y aportar este nutriente al suelo. Las leguminosas usan las bacterias llamadas rizobios (Rhizobium leguminosarum) en las raíces. Los rizobios atrapan el nitrógeno de la atmósfera y lo transforman en nutrientes para la planta.

En todo el mundo se utilizan con más frecuencia las leguminosas con otros cultivos para mejorar el rendimiento. Algunos ejemplos de cultivos son: la milpa (maíz, frijol, calabaza), cereales-leguminosas: brócoli-garbanzo, alfalfa o trébol- pastizales, entre otros. Las leguminosas también ayudan a recuperar la materia orgánica (fertilidad) en el suelo.

Beneficios

Planta de alfalfa
Planta de alfalfa

La alfalfa es una importante fuente de fitoestrógenos y fitoquímicos para nuestro cuerpo. Cuenta con muchas vitaminas como A, B, C, D, E, F y K, sus propiedades tiene mejor provecho cuando están preparados como germinados. Por otro lado, existe una gran cantidad de posibilidades para hacer germinados en casa. Los germinados son un superalimento que todos podemos consumir, podemos multiplicar el valor nutrimental hasta 30 veces si consumimos ciertas verduras en su fase de germinado. Conoce más sobre los beneficios en: Semillas para germinarGrandes razones para comer más germinados y Mis cinco mejores super alimentos por Dr. Mercola.

Recetas

Germinados de Alfalfa

Los germinados de alfalfa probablemente son los más conocidos. Su delicioso sabor y nutrición los hacen excelentes para acompañar muchos platillos.  Por ejemplo, ensalada de atún o salmón, sopa de fideos, pasta, guarnición para carnes, pollo o pescado. Pruébalo, ¡es delicioso!

Germinado de alfalfa
Germinado de alfalfa

Materiales e ingredientes:

  • Frasco de vidrio
  • Semillas de alfalfa orgánica
  • Agua
  • Liga
  • Gasa o rejilla

Preparación:

  • Deja remojando 1- 1 ½  cucharaditas de alfalfa en agua tibia por 1 hora en el frasco.
  • Drena el agua y cubre las semillas con agua fresca. Coloca la gasa o rejilla y sujétala con la liga.
  • Voltea el frasco, para que quede boca abajo y con cierta inclinación. Así se drenará el agua pero se mantendrán húmedas las semillas. Deja las semillas en un lugar templado.
  • Lava las semillas dos veces al día para que mantengan la humedad. Agregando agua fresca en el frasco, revolviendo ligeramente para que se humedezcan uniformemente y después volteando el frasco a la misma posición.
  • Los germinados de alfalfa estarán listos aproximadamente en una semana. Comienza a comerlos cuando la raíz tenga 2-3mm. Cuando las semillas empiecen a formar las hojas, su sabor y propiedades cambiarán. Puedes preparar un frasco cada semana para siempre tener germinados frescos listos para tus ensaladas, sopas y guisados.
Agua de alfalfa y limón

Esta agua fresca es perfecta para los días calurosos de verano, aparte es muy fácil de preparar.

Agua de alfalfa. Por kiwilimón
Agua de alfalfa. Por kiwilimón

Ingredientes:

  • Brotes de alfalfa
  • 3 limones
  • Agua
  • Miel o azúcar al gusto

Preparación:

  • Lava la alfalfa y licúala con un poco de agua
  • Cuela la alfalfa en una jarra
  • Exprime los limones y agrega un poco más de agua
  • Añade miel o azúcar al gusto
  • Guarda el agua en el refrigerador para que este fría.

COMPARTIR