Las habas (Vicia faba), originarias del Medio Oriente, son uno de los vegetales más antiguos cultivados. Se han encontrado registros en Europa, África y China. Las habas son una excelente fuente de proteína y fibra, contienen potasio, hierro, calcio y vitaminas A y C. Por ser parte de la familia de las leguminosas, las habas son fijadoras de nitrógeno, nutriendo el suelo. Conoce cómo cultivar esta deliciosa leguminosa en casa, sus cuidados, propiedades y algunas recetas.

Características

Germinación de haba. Por Flickr Beatriz Altuzar
Germinación de haba. Por Flickr Beatriz Altuzar

Las habas son un cultivo resistente al frío. Podemos sembrarlas de agosto a noviembre  (otoño-invierno) y de enero a abril (primavera- verano). Estas plantas miden entre 80-120cm de altura dependiendo de la variedad. Los tallos son vigorosos y sin ramificaciones. Las hojas tienen un color verde grisáceo. Las vainas son de color verde claro y pueden llegar a medir hasta 30cm, contienen entre 3-7 granos según la variedad. Las semillas de las habas tienen una forma ovalada y plana, miden entre 1-3cm.

Cultivo de haba

Flores de Haba
Flores de Haba

Las habas son un cultivo de frío, son una excelente opción para las rotaciones de cultivo en invierno. Antes de sembrar las habas, debemos preparar el terreno de cultivo. Afloje el suelo con un bieldo, aplique e incorpore entre 2-3cm de composta. Si se van a utilizar contenedores, es importante considerar la altura y peso de la planta.

La siembra es directamente en el suelo, con una distancia de 15cm entre semilla y líneas, se puede sembrar a tresbolillo o zigzag. La profundidad de la semilla es de 7cm, es recomendable colocar 2-3 semillas para asegurar la germinación de las plantas. Las semillas germinarán entre 8-12 días.

Este cultivo no necesita de muchos cuidados, únicamente monitoreo por si algunas plantas están enfermas o hay presencia plagas.

Las habas se pueden asociar con el maíz o en la siembra de primavera y con trigo en la siembra de otoño. Esta asociación ayudará a proveer de alimento a ambos cultivos y utilizar menos composta.

Plagas y Enfermedades de las habas

Pulgón negro en haba. Por Sansan´s Garden
Pulgón negro en haba. Por Sansan´s Garden

Entre las plagas más comunes de las habas, está el pulgón negro, el escarabajo y los trips.

  •  Los pulgones negros: se alimentan de la savia de la planta y pueden causar enfermedades. Si no se controla este problema, podemos llegar a perder nuestra planta. Para el control, lavar las hojas con agua y jabón biodegradable (elimina el exceso de las hojas ya que puede afectarlas) o alguna solución que contenga neem. Es importante considerar a los depredadores naturales de los pulgones como las catarinas que son atraídas por flores y se hospedan en algunas plantas de nuestro jardín.
  • Escarabajo (Sitonia): estos pequeños escarabajos se alimentan de los bordes de las hojas, usualmente podemos encontrarlos en el suelo. Los adultos miden aproximadamente 0.5cm y son de color gris o café con pequeñas rayas. Las larvas se alimentan de los nódulos en las raíces, por lo que puede afectar la fijación de nitrógeno de la planta. Para evitar esta plaga, debemos sembrar las habas en la época adecuada (según la época de siembra). También tener una buena rotación de cultivos; siendo que estos insectos viven en el suelo, podemos reducir su incidencia.
  • Trips (Frankliniella occidentalis): Este pequeño insecto transmite enfermedades a las plantas. Podemos identificarlo por manchas color gris en las hojas. Para su control utilizar un contenedor color azul con agua y jabón biodegradable. Los trips son atraídos por el color azul. Otra manera de controlarlos en con la chinche (Orius spp.), las cuales se alimentan de los trips, pulgones, mosca blanca, entre otros.
  • Mildiu: es una enfermedad en las plantas causadas por un hongo, forma manchas negras en las hojas. Lo podemos encontrar en alfalfa, frijol, papa, melón, jitomate, pepino y calabaza.
  • Roya: esta enfermedad se genera por exceso de humedad. Podemos identificarla con pequeños puntos o manchas cafés en las hojas.

Cosecha y Almacenamiento

 

haba
Semillas de haba

Las habas estarán listas para cosecharse entre 180-220 días después de la siembra, dependiendo de la variedad. Las vainas de las habas deben recolectarse cuando estén todavía verdes y antes de que la piel de las semillas se vea vieja o rugosa.

Las habas pueden almacenarse a temperatura ambiente hasta por 5 días y en un refrigerador hasta por 3 semanas. Otra manera de preservarlas es dejarlas secar almacenarlas en un frasco seco en un lugar fresco.

Curiosidades de las leguminosas

 

Planta de haba. Por Spain Center
Planta de haba. Por Spain Center

Las leguminosas han tenido un mayor impacto en los últimos años por su valor nutricional y regeneración del suelo. Todas las plantas necesitan nutrientes del suelo para crecer, los principalmente son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Las leguminosas son importantes para la agricultura regenerativa, ya que ayudan a fijar nitrógeno en el suelo. Así, pueden generar su propio alimento y aportar este nutriente al suelo. Las leguminosas usan las bacterias llamadas rizobios (Rhizobium leguminosarum) en las raíces. Los rizobios atrapan el nitrógeno de la atmósfera y lo transforman en nutrientes para la planta.

En todo el mundo se utilizan con más frecuencia las leguminosas con otros cultivos para mejorar el rendimiento. Algunos ejemplos de cultivos son: la milpa (maíz, frijol, calabaza), cereales-leguminosas, brócoli-garbanzo, alfalfa o trebol- pastizales, entre otros. Las leguminosas también ayudan a recuperar la materia orgánica (fertilidad) en el suelo.

Beneficios de las habas

Las habas, al igual que todas las leguminosas, son una excelente fuente de proteína vegetal. Contienen vitamina B; B9 (ácido fólico) y B1,  vitamina A y C. También minerales como hierro, calcio, fosforo y potasio. El consumo de las habas puede mejorar la anemia, colesterol e hipertensión.

Recetas

Habas con huevo

Por Recetas de Habas.

 

Habas con huevo. Por Recetas de habas
Habas con huevo. Por Recetas de habas

Ingredientes:

  • 500 gramos de habas
  • 3 huevos grandes
  • 3 dientes de ajo
  • Una cebolla
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Preparación:

  • Comenzamos a hacer la receta preparando las habas para poder cocinarlas más tarde, ya que vamos a emplear habas frescas. Si lo prefieres pues usar habas de las que se compran en botes y te evitas esta preparación previa, pero si es temporada de habas frescas, mucho mejor emplear las mismas. Lo primero que haremos será sacar las semillas de las habas de las vainas, desechando las mismas una vez acabemos. Cuanto más pequeñas las habas más apreciadas son en cocina, por su sabor y textura. Si son frescas, las vamos a echar una vez peladas en una olla con agua hirviendo y un poco de sal, y las dejamos cocer unos 10-15 minutos para que se ablanden un poco.
  • Después vamos a pelar y picar bien los dientes de ajo y las cebollas, en trozos de un tamaño más bien intermedio, para poder cocinarlos bien. Calentamos un chorreón de aceite de oliva virgen en una sartén de buen tamaño, y en la misma vamos a sofreír la cebolla troceada a fuego medio, con un poco de sal por encima, y cuando comiencen a pocharse agregamos los ajos laminados, y mantenemos removiendo de vez en cuando hasta que tanto la cebolla como los ajos queden bien doraditos.
  • Añadimos entonces las habas junto al ajo y la cebolla que ya hemos cocinado, y vamos a mantener en la sartén a fuego medio un par de minutos, removiendo para que se salteen levemente por todos lados. Después echamos un vaso de agua a la sartén y esperamos que el agua comience a hervir, y en ese momento bajamos la intensidad del fuego a una intensidad media y dejamos que las habas se cuezan hasta que el agua se evapore por completo. Si vemos que necesitan más agua para acabar de ablandarse, iremos agregando un poco más.
  • Cuando las habas queden tiernas y se haya consumido toda el agua, corregimos el punto de sal si es necesario y después vamos a echar los huevos a la sartén, estrellándolos con las habas y removiéndolos para que se mezclen bien por todos lados. Bajamos la potencia a fuego lento, hasta que los huevos se cuajen bien.
Habas tiernas con acelgas

Por Recetas Gratis.

 

Habas tiernas
Semillas de haba

Ingredientes:

  • 500 gramos de talvillas (Habas tiernas para cocinar con la vaina)
  • 500 gramos de Acelgas
  • 1 Cebolla
  • 1 tacita de aceite
  • 1 cucharada de orégano
  • 1/2 litro de agua
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  • Limpiar bien las acelgas y las habas y trocear pelar y trocear la cebolla calentar el agua con un poco de sal en una cazuela.
  • Cuando hierva poner las acelgas, las habas y la cebolla y cocer durante 15 minutos.
  • Sacar y escurrir calentar el aceite en una sartén y rehogar las verduras con un poco de sal, una pizca de pimienta y el orégano durante 10 minutos.

Fuente:

 

COMPARTIR