Introducción

El frijol (Phaseolos vulgaris) es un alimento básico para la alimentación en México y muchos otros países del mundo. Esta leguminosa es originaria de México  y tiene más de 10,000 variedades registradas. Los frijoles han formado parte de la historia mexicana durante cientos de años y son utilizados como uno de los cultivos principales en la milpa. También, el frijol tiene muchos beneficios a nuestra salud.  Aprende a cultivar esta leguminosa en casa, sus beneficios y algunas recetas.

Variedades

Frijol
Variedades de frijol

Por ser México el país de origen del frijol, existen cientos de variedades utilizadas según la zona de cultivo. Podemos dividir las variedades en dos grandes grupos: frijoles de mata o de guía. Los frijoles de mata crecen en un pequeño arbusto y no se expanden, mientras que los frijoles de guía se extienden y pueden tener varias ramificaciones. Algunas variedades son frijol negro, flor de mayo, flor de junio, pinto, blanco, entre otros.

Características del frijol

"Germinación

El frijol es un cultivo de verano, que podemos comenzar a sembrar en  marzo. El frijol tiene dos formas de crecimiento dependiendo de su tipo de crecimiento: mata y guía. El frijol de mata forma un arbusto que puede  medir entre 30-40cm de altura. Mientras que el frijol de guía desarrolla tallos que pueden alcanzar un largo de 80cm, llegan a esparcirse por el suelo o preferiblemente en una planta o malla. Los frijoles crecen en vainas color verde, conteniendo entre 4-6 semillas en cada una. Las semillas de frijol tienen una forma aproximada de media luna, su tamaño y color cambian de acuerdo a su variedad.

Este cultivo puede crecer perfectamente en pleno sol o un poco de sombra en lugares muy cálidos. Pueden cultivarse en contenedores que tengan una profundidad mínima de 30cm  para que sus raíces se desarrollen mejor. Antes de sembrar, debemos preparar el contenedor o cama de cultivo. El frijol puede crecer en distintos tipos de suelo pero que tenga un buen drenaje. Con un bieldo o pala, mezclar el suelo y agregar una capa de composta, incorporándola en los primeros centímetros del suelo.

Siembra del frijol

Germinación de frijol
Germinación de frijol

El frijol es una leguminosa que se siembra directamente en el suelo. La distancia entre siembra es de 15cm y la profundidad es tres veces el tamaño de la semilla. Para asegurar que nuestras plantas van a germinar bien, podemos sembrar dos semillas en cada espacio. Esta técnica es de siembra cercana aunque también puedes hacer una asociación de cultivos. Las plantas germinarán entre 3 y 8 días dependiendo de la temperatura, es importante mantener la humedad en el suelo.

Cuidados

Tutoreo de frijol
Tutoreo de frijol
  • Los frijoles prefieren riegos ligeros pero frecuentes.
  • Podemos agregar un poco de suelo alrededor de la planta cuando ésta tenga unos 10cm de altura para darle más fuerza al tallo.
  • Mantener nuestras plantas libres de malezas, procure retirar las raíces para evitar que vuelvan a brotar.
  • Los frijoles de mata pueden necesitar un pequeño soporte si la planta produce muchos frutos. Asociar las variedades de mata con calabaza, maíz, betabel y brócoli. Evitar el ajo y la cebolla.
  • Los frijoles de guía necesitan un soporte (una malla) para poder desarrollarse. Puede colocarla cuando las plantas tienen aproximadamente 10cm. Estas plantas desarrollan pequeños zarcillos para agarrarse de la malla o guía.
  • Asociar este tipo de frijoles con maíz, calabaza, papa, zanahoria, pepino y col. Evitar asociar con betabel, brócoli, ajo y cebolla.
  • Las flores del frijol y otras leguminosas atraen a insectos benéficos a nuestro huerto.

Plagas y enfermedades en el frijol

Insectos benéficos en las flores de las leguminosas
Insectos benéficos en las flores de las leguminosas
  • Mosca blanca: insectos muy pequeños que transmiten enfermedades a las plantas. Al volar, parecen un polvo blanco.
  • Gorgojo esta plaga se alimenta de las semillas  tanto en las vainas como en almacenamiento. Para evitar que esta plaga termine con nuestras semillas podemos guardar las semillas en un frasco y llenarlo con harina. Esto evitara que haya oxígeno en el frasco y los gorgojos se ahogaran.
  • Algunas enfermedades comunes en los frijoles son roya (Uromyces phaseoli), pudrición (Rhizoctonia solani), y pudrición carbonosa (Macrophominia phaseolina), podemos prevenir las enfermedades teniendo un buen drenaje , evitando malezas y rotación de cultivos.

Curiosidades de las leguminosas

Plantación de frijol
Plantación de frijol

Todas las plantas necesitan nutrientes del suelo, que siempre deben de estar disponibles en para que se desarrollen adecuadamente. Los tres principales nutrientes que utilizan las plantas son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). El nitrógeno es uno de los más importantes para el desarrollo de la planta. Si este nutriente es escaso en el suelo, las plantas no se desarrollarán.

Las leguminosas son fijadoras de nitrógeno, producen su propia nutrición y proporcionan nitrógeno al suelo. Para hacerlo, utilizan rizobios (Rhizobium leguminosarum) que son bacterias que forman nódulos en las raíces de las plantas. Estas bacterias toman el nitrógeno de la atmósfera para convertirlo en nitrógeno disponible para la planta. Mientras que la planta provee de componentes orgánicos obtenidos por la fotosíntesis.

En muchas ocasiones se asocian leguminosas con distintas plantas que demandan mucho nitrógeno para proveerlas con nutrientes. Por ejemplo, la asociación de maíz-frijol-calabaza, garbanzo-brócoli, gramíneas-leguminosas. También se utilizan en pastizales para el alimento de animales, pasto-trébol.

En suelos muy degradados o con problemas de erosión, las leguminosas juegan un papel importante en el manejo de la recuperación de materia orgánica. En la agricultura orgánica, el uso de leguminosas es vital para la sustentabilidad de los suelos.

Cosecha y almacenamiento

Vaina de frijol lista para cosechar
Vaina de frijol lista para cosechar

Los frijoles pueden cosecharse en la vaina (ejote) o en semilla (frijol). Las vainas se cosechan cuando vemos que los granos dentro de la vaina miden aproximadamente 1cm cada una, el tamaño de la vaina dependerá de la variedad de frijol. Para cosechar las semillas, debemos esperar a que la planta termine su desarrollo y las vainas tengan entre un 70-90% de la vaina seca. Si tenemos pocas plantas, podemos cosechar de vaina en vaina. Si tenemos muchas plantas, podemos cosechar las plantas completa cuanto esté el 50% seco; cortar la planta desde la base del tallo y ponerla en una bolsa de papel o costal. Colgar las plantas boca abajo en un lugar fresco y seco para que terminen de secarse.

Ya que las vainas estén completamente secas, es muy fácil separar las semillas de las vainas. En una cubeta coloque todas las vainas secas y aplástelas con algo pesado, la meta es romper las vainas para que las semillas salgan y vayan al fondo del recipiente. Después retire las vainas secas y restos de planta. Podemos almacenar nuestras semillas en un frasco de vidrio para evitar plagas y enfermedades y guardarlos en un lugar fresco y seco. Los frijoles pueden almacenarse por muchos meses, en buenas condiciones hasta 7 meses.

Beneficios

frijoles

Los frijoles son una buena fuente de proteína y fibra. Tienen vitamina B1, alto contenido en tiamina, y ácido fólico, que es muy sano durante el embarazo. También, los frijoles contiene  manganeso, magnesio, hierro y fósforo. Si desea leer más sobre los beneficios del frijol puede consultar El bocadillo crujiente que combate el cáncer Por Dr. Mercola.

Recetas

  • Si los frijoles de generan flatulencias puede dejar remojando los frijoles durante una hora en agua antes de cocinarlos. Los componentes que generan los gases se encuentran en la cáscara y estos se disuelven en el agua.

Hamburguesas de frijol veganas

Por: Recetas gratis

"Hamburguesa

Ingredientes:

  • 2 Tazas de Frijoles negros cocinados
  • 1 Taza de Avena en hojuelas
  • 2 Cucharaditas de Perejil fresco
  • 1 Unidad de Cebolla blanca grande
  • 1 Pizca de Paprika en polvo
  • 1 Pizca de Orégano seco
  • 1 Cucharada sopera de Aceite de oliva
  • Pan para hamburguesa
  • 1 Pizca de Sal
  • 1 Pizca de Pimienta negra
  • 1 Pizca de Pasta de ajo

Preparación:

  1. El primer paso para realizar la receta de hamburguesas veganas es prealistar los ingredientes. Si eres celíaco, recuerda utilizar pan de hamburguesa sin gluten.
  2. Lleva a un procesador de alimentos los frijoles cocinados con la avena en hojuelas y procesa bien los ingredientes hasta que se integren.
  3. Agrega la cebolla blanca en trozos, el perejil fresco, el orégano y la paprika (pimentón). Vuelve a procesar hasta que se integre todos los ingredientes.
  4. Adiciona sal, pimienta negra, pasta de ajo y el aceite de oliva. Procesa hasta obtener una pasta espesa.
  5. Lleva una sartén a fuego medio con un poquito de aceite vegetal, una vez caliente, adiciona un poco de la masa de nuestras hamburguesas veganas.
  6. Mientras se cocina la hamburguesa de frijoles, trata de darle forma a los bordes para que quede bien redonda. Verás que esta pasta tan espesa al contacto con el calor se va cocinando rápidamente, adquiriendo una textura y consistencia propia de cualquier hamburguesa de carne.
  7. Una vez observes que nuestra hamburguesa vegana va tomando forma, con mucho cuidado dale la vuelta y dora por el otro lado. Lo ideal es que obtenga el color que se observa en la fotografía. Cocina durante unos 5-10 minutos aproximadamente por lado y lado.
  8. Sirve la hamburguesa vegana con el pan para hamburguesas, acompañando con una hoja de lechuga, rodajas de tomate y la salsa que más te guste, como miel y mostaza.

Sopa Purépecha

Por All Recipes

Sopa de frijol. PorAll Recipes
Sopa de frijol. PorAll Recipes

Ingredientes:

  • Aceite, el necesario
  • 1 cebolla, picada
  • 2 dientes de ajo, picado
  • 2 jitomates, cocidos
  • 3 tazas de frijol, cocido
  • 2 litros de caldo de pollo
  • 4 hojas de laurel
  • 2 ramitas de tomillo
  • 2 ramitas de mejorana
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • Sal, al gusto
  • 10 tortillas, cortadas en tiras y fritas
  • 6 chiles anchos, dorados y en trocitos
  • Crema, al gusto
  • Queso, al gusto

Preparación:

  1. Calienta un poco de aceite en una cacerola mediana a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y el ajo. Cocina durante aproximadamente 5 minutos, hasta que se haya acitronado.
  2. Muele y cuela los jitomates cocidos. Vierte dentro de la cacerola con la cebolla y el ajo acitronados y deja freír hasta que reseque y se vea “chinito”.
  3. Muele los frijoles junto con el caldo de pollo y vierte sobre el recaudo frito. Después deja que hiervan los frijoles y luego condimenta con el laurel, tomillo, mejorana, pimienta y sal.
  4. Al servir, adorna cada plato con trocitos de chile ancho, tiras de tortilla frita, queso y crema.

 

Fuente:

COMPARTIR