Siempre es alentador cuando el planeta pone algunas de sus cabezas más conocedoras juntas para analizar y avanzar hacia la solución de un problema complejo. Al igual que con el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) y otros esfuerzos, el mes pasado la ONU lanzó un informe inicial sobre la disminución de polinizadores, realizado por la Coalición intergubernamental científica-normativa sobre la diversidad biológica y servicios de los ecosistemas (de IPBES).

Los resultados son bastante molestos, si te gusta la comida. Para aquellos de ustedes que no lo sepan, los polinizadores incluyen las aves y los murciélagos polinizadores (vertebrados), así como las abejas y las mariposas, que son responsables de una gran cantidad de nuestras frutas y verduras, así como semillas, nueces y aceites. Y el chocolate. Y el café. Y un sinnúmero de flores medicinales que mejoran la vida. Aquí están algunas fotos pequeñas de lo que es una sección de productos que se producen con y sin abejas.

con abejas

16,5% de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a nivel mundial, el 31% de las especies de mariposas en Europa están disminuyendo y las evaluaciones nacionales muestran que el 40% de las especies de abejas puede estar en peligro. Esto amenaza el suministro mundial de alimentos, ya debilitado por el calentamiento global y las prácticas agrícolas imprudentes, que ni siquiera saben otros efectos que las aguas subterráneas puedan tener. Lo que sí sabemos, es que las prácticas agrícolas pueden tener un impacto significativo – en este caso, tal vez el más importante – en revertir la ruta mortal en la que estas especies están. ¿Hay una práctica de medalla de oro que podamos aplicar hoy para mejorar el éxito de los polinizadores? No, porque la naturaleza no funciona de esa manera. Un problema complejo requiere una solución multidimensional e integral. Esta es la razón por la que el Proyecto Main Street no sólo se centra en los alimentos orgánicos o bienestar de los animales: nada puede considerarse de forma aislada, ya que cada parte de la granja está conectada.

Así que imaginen mi sorpresa cuando leí que el Gerente de Ciencia de Cultivos para la Seguridad Global de Polinizadores, de Bayer(¡Sí, tienen uno de esos!) Dijo: “El informe confirma que la inmensa mayoría de la opinión científica con respecto a la salud de los polinizadores, es que se trata de una cuestión compleja afectada por muchos factores. La protección de los polinizadores y la disponibilidad para una población en crecimiento con alimentos seguros y abundantes, requerirá la colaboración “. Asumo que sus declaraciones fueron en respuesta al hecho de que el informe señala a los pesticidas neonicotinoides, que son el motor de su patrón (Bayer), como la principal causa de la disminución de polinizadores, pero aún así, cuando tienes razón, tienes razón. Él, sin embargo, no menciona que se subrayó a los pesticidas como un significativo (si aún no está totalmente cuantificado) contribuyente al problema, y que todo el sistema de agricultura industrial, que hace a la industria de plaguicidas de Bayer rentable, tiene mucho de la culpa.

A man checks fertilizer levels on a tractor on a farm. Farm equipment, fertilization, agriculture, food crops. UF/IFAS Photo by Tyler Jones.
A man checks fertilizer levels on a tractor on a farm. Farm equipment, fertilization, agriculture, food crops. UF/IFAS Photo by Tyler Jones.

Los pesticidas causan estragos mucho más allá de la zona de aplicación. La uniformidad esencial para la aplicación masiva, es generalmente más perjudicial que lo que cualquier aditivo podría ser jamás. Más de una vez, el informe recomienda “revertir la simplificación de los paisajes agrícolas”, alejándonos de los monocultivos, la aplicación de plaguicidas intensiva y la mecanización de los alimentos como un sistema aislado. Estamos ofreciendo una versión modernizada de una antigua alternativa a la industrialización de la agricultura y muchas de las recomendaciones prácticas que IPBES hace, Main Street Project, las ha venido aplicando desde hace años. Éstas son sólo algunas de mis favoritas:

  • Adaptar la agricultura al cambio climático
  • Alentar a los agricultores a trabajar juntos para planificar los paisajes; involucrar a las comunidades (gestión participativa)
  • Apoyar los sistemas orgánicos agrícolas, los sistemas agrícolas diversificados y la seguridad alimentaria, incluyendo la capacidad de determinar una intensificación de las propias políticas agrícolas y alimentarias, resistencia y ecológica
  • Apoyar a la “diversidad biocultural”en cuanto a los enfoques de conservación, a través del reconocimiento de los derechos, la tenencia y el fortalecimiento de los conocimientos indígenas y locales
  • Reducir la dispersión y exposición a los pesticidas

15813503029_7a60176f56_k

Todo lo que incrementa la salud y la diversidad del ecosistema, es una gran ayuda para los residentes y visitantes de ese ecosistema, ya sea del tamaño de una abeja o de un humano. En sus recomendaciones, el IPBES amplifica el creciente rumor sobre lo regenerativo, cultivo resistente, sostenible, que integra el trabajo y el bienestar de todos los participantes en el sistema.

Traducción por Pilar Quintanilla, Vía Orgánica, AC

Autora Original Zoe B, Main Street Project

 

FuenteMain Street Project
COMPARTIR